HAIKU, POESÍA DE LA NATURALEZA

Cavilaciones de luelir.

Les dejo un mapa de los elementos esenciales constitutivos del Haiku, porque este no es una greguería, tampoco un pensamiento o una sentencia, ni tres frases colocadas sin conexión y menos aún una agudeza humorística.
Bashö dijo: “Haiku es lo que sucede en un lugar y en un momento dado”
Haiku mapa 200KIGO PALABRA ESTACIONAL

Un Kigo es una palabra que indica en qué estación se sitúa el poema. La finalidad del Kigo es mostrar la fecha de la composición.

El Kigo es el ahora del poema.

Si el Haiku es poesía de la naturaleza y escribimos lo que sucede en ella, forzosamente alguna de sus palabras denotará la estación del año en la que nos encontramos. Dos Kigos de la misma estación es una redundancia que deberemos evitar y la inclusión de dos Kigos de distintas estaciones es una incoherencia y contradicción ajenos al Haiku. La ausencia del Kigo no invalida el Haiku, siempre que esté presente la naturaleza.

AQUÍ Y AHORA

El aquí hace referencia a lo permanente, aquello que está desde siempre: los cielos, las montañas y las flores, los ríos y cascadas, lagos y regatas, árboles y campos, arbustos y hierbas de todos los verdes.

El ahora es lo que sucede en el aquí.

Es aquello que nos llama la atención: el vuelo de los pájaros o su canto, el nadar de ocas y patos, la caída de la nieve y de las hojas, el paso lento de las nubes, voces y saltos de tantos animales y el olor…, de rebaños, de establos, de la hierba recién cortada, de flores o frutos.

LO QUE SUCEDE, LA SORPRESA DEL HAIKU

Lo que sucede en el aquí es la sorpresa del Haiku, es el verdadero secreto del Haiku. Mirar y ver la naturaleza es lo habitual, lo fácil, pero el escritor de Haikus ha de estar atento a lo imperceptible: la caída de una hoja que cambia el paisaje, el zumbido de un abejorro en la flor del cerezo, la ramita colgando del pico de una urraca, el boqueo de una carpa, el temblor de las gotas de rocío, el olor del limonero.

KIRE, LA PAUSA ENTRE EL AQUÍ Y EL AHORA

El Kire es la cesura, la pausa que se crea en el poema entre el primer foco de atención, generalmente lo permanente, el aquí del Haiku y el segundo foco de atención, generalmente lo que sucede ahora, en este aquí. Esta pausa es exclusiva del Haiku, es la que genera oposiciones y/o analogías. Es la que provoca el clásico pellizco a semejanza de lo que sucede en el jazz o en el flamenco.

EL RITMO, MÉTRICA DE 5/7/5

El Haiku en tanto que poesía ha de tener un ritmo, su propio son. El del Haiku lo produce la métrica impar de 5/7/5 sílabas. Las 17 sílabas en tres versos del Haiku pueden ir distribuidas de muy diferente manera, pero ninguna genera el equilibrio del son rítmico de los realizados con 5/7/5 sílabas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s